El socialdemócrata transversal y el vendedor de preferentes

El domingo pudimos ver un debate político genuinamente televisivo.

Tras la presentación inicial, se nos ofreció un resumen de actuaciones anteriores que terminó con Rivera recibiendo aplausos.

Luego comenzó el debate propiamente dicho en el que Rivera interrumpía continuamente al adversario y, por casualidad o por querencia, las cámaras iban automáticamente hacia él siempre que abría la boca.

Parece que Iglesias no quiso que Ana Pastor moderara el show, quizá porque esta presentadora no es mucho de moderar, mas bien de atacar a quien se lo merece según los sacrosantos intereses de la cadena. En el fragmento que yo vi, creo que Évole también se mostró parcial en algunas ocasiones, quizá para que no olvidemos que el que paga manda y esta cadena, como la 3, es también de Lara – Planeta – La Razón, etc.

No vi como acabó, porque pronto me cansé de las peleas que se favorecen en la tele-espectáculo y porque no me resultaba interesante el enfrentamiento entre el socialdemócrata transversal (no sé si al difunto Marx le habría gustado la etiqueta de socialdemócrata que le adjudica este profesor) y el vendedor de preferentes, que con su discurso camuflado con generalidades y conflictos extranjeros lo que trataba era de vendernos un pescado de muy mala calidad.

Tengo curiosidad por ver el debate de los economistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*