Un gobierno en rebeldía

El gobierno del partido más corrupto se niega a ser controlado por el Congreso como dicta la Constitución. El Congreso reclama la presencia de algunos ministros para que informen de sus gestión y estos se niegan contra los argumentos de expertos constitucionalistas.

Un Gobierno, supuestamente democrático, declarado en rebeldía es algo incomprensible en los países desarrollados.

14-de-abril
Imagen de Carmen Van den Eynde

Un expresidente del gobierno evadiendo impuestos y un ministro que miente con naturalidad, después de cargarse las energías alternativas y facilitar los abusos de las grandes energéticas, es una vergüenza para el país.

Este es el régimen del 78. Ya está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*