Víctimas

Hay muchas clases de víctimas y algunas son muy útiles para el mercadeo político. Para la derechona, con la bruja mayor Aguirre a la cabeza, las víctimas guay son las de ETA, las que consideran suyas. Ahí entran a duras penas las del GAL y difícilmente las del 11M porque, aunque para ellos las hizo ETA, les encuentran algo raro: que se resisten a ser manipuladas.

La derechona no quiere ni oír hablar de las víctimas del franquismo. Es natural, porque estas víctimas si que son propiamente suyas: las causaron ellos. El PP en cuarenta años de democracia aún no ha condenado el franquismo, se resiste a quitar los nombres de golpistas de las calles y siguen considerando a los que defendieron la legalidad republicana culpables del golpe militar que sufrieron.

La derechona en España, con Franco y en democracia, siempre ha escrito la Historia a su manera y no se resigna a dejar de hacerlo. Y ahora que está metida hasta el cuello en la mierda de la corrupción, mucho menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*