Están locos estos cristianos

Los del nacional-catolicismo tienen un problema: no admiten la realidad. Han creado un mundo imaginario a la medida de sus necesidades y no se atreven a salir de él.

Lo de la cabalgata ha sido esperpéntico. No es fácil racionalizar los mitos, pero hacer como si fueran la realidad no es sano mentalmente. Hasta ha habido un grupo que está recogiendo firmas para que sea la Conferencia Episcopal la que organice las cabalgatas, cosa que a la Conferencia, a través de su portavoz, le parece improcedente.

El mito de los Reyes Magos tiene el problema de que empezaron siendo Magos (en los evangelios) y terminaron siendo Reyes (cuando a la Iglesia le vino bien) y todo eso está escrito; y cuando el Ayuntamiento de Madrid (Manuela Carmena no tiene la culpa de todo) los viste de magos, una niña pija y maleducada, porque su mamá no le ha enseñado que esto es una representación, (como dice el portavoz de la Conferencia Episcopal), se supone que dice que un traje no es de verdad y su mamá aprovecha para montar la bronca.

Otra fregada de tinta de calamar. Un PP incapaz de formar gobierno, porque nadie se atreve a pactar con ellos, que aún no ha reconocido que murió Franco y fue un dictador cuyo régimen merece condena, se obstina en una lucha contra la realidad y, sobre todo, por no perder la impunidad, aunque saben que la realidad es tozuda y acabará imponiéndose.

Su única salida es agarrarse a los mitos y las tradiciones y resistir como puedan, porque saben que tienen los días contados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*