Las mafias atacan

Las mafias económicas lanzan un ataque ejemplarizante contra Grecia, por medio del Banco Central Europeo (que ni es un banco central, ni está sujeto a control democrático), cerrando el grifo de liquidez a los bancos griegos. Que el nuevo gobierno democrático griego consiga sus propósitos de evitar que los ricos esquilmen su país, es un mal ejemplo para España, Italia, etc. que pueden seguir su ejemplo.

La OTAN (fuerza armada de las mafias financieras) abre un frente de guerra contra Rusia, tratando de reabrir la Guerra Fría y el miedo de la población de USA y Europa para que, en aras de una supuesta seguridad, levanten los brazos y se dejen vaciar los bolsillos. La OTAN se creó para defendernos del comunismo ruso y ahora, que ya Rusia no es comunista, descubre sus cartas y vemos que lo que está defendiendo es la supremacía de los mercados norteamericanos. Merkel y Holland (Rajoy va de paquete) , marionetas de John Kerry, van a ser las avanzadillas de las mafias financieras norteamericanas. ¿Serán estas fuerzas de intervención contra Rusia las mismas que se iban a implantar en Sevilla contra el yihadismo?

El ministro alemán de Finanzas se apresta a frenar las maniobras económicas del nuevo gobierno griego que trata de sacar a su población de la miseria. Alemania destruyó gran parte de Europa dos veces durante el siglo pasado y está ahora tratando de hacerlo de nuevo con medidas económicas que impone sin ninguna legitimidad para ello.

¿Sabremos defendernos?

Un pensamiento en “Las mafias atacan”

  1. Si NATO empieza una guerra con Rusia, preparémonos para ver el fin del mundo. Quién crea que los dirigentes occidentales son más sensatos que todo eso, que recuerden o lean sobre los casos de “al filo del fin del mundo” en torno a los misiles en Cuba y la “guerra de las galaxias” del tiempo de Reagan. Creo que hay demasiados usanos capaces de mandar al carajo el mundo entero por una cuestión de “aquí mandamos nosotros, así que apártate o atente a las consecuencias”. Hasta ahora han destruido países y naciones que no podían defenderse contra su ingente armamento, en Afganistán, Iraq, Libia. Se han envalentonado porque sus crímenes no han sido castigados ni siquiera en la “opinión pública”. Ahora creen que pueden hacer lo mismo con Rusia, pero Rusia no es una nación que se pueda aplastar tan fácilmente. Como Europa no plante cara a su mortal aliado y esta vez no se oponga a una guerra que sería la última para nuestra civilización, la cagamos. Y los putos media no hacen sonar la alarma y echan a Putin la culpa de todo, como si él fuera la verdadera amenaza, callando lo que un suicidio otánico significaría para nuestras vidas: un fin absurdo y criminal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*