2015 Un año bonito

El 2015 es un número bonito. Para los que creemos en los números (también en las letras, pero no en ningún dios y menos en Rajoy), esto es de buen augurio. Además puede ser el año del comienzo del cambio de régimen y de la buena regeneración, no la que propaga el gobierno putrefacto.

Comienza el año con un chiste: La editorial Crítica, del grupo Planeta, se niega a publicar un libro de Gregorio Morán, sobre la cultura en la Sagrada Transición (“El cura y los mandarines”), porque dice maldades de algunos, honorables académicos de la Lengua Española entre otros. Menos mal que AKAL el “maldito” está dispuesto a publicarlo (gracias Ramón). Esperemos que lo consiga y podamos deleitarnos con este “cotilleo” de altura. Además el empresario Lara tendrá que abonar al periodista el anticipo que figura en el contrato. El “cura”, no puede ser otro que el “Duque”, que sigue dando que hablar después de muerto. Ya sé que esto no es un chiste, pero no me negareis que tiene su gracia la censura empresarial en nuestra constitucional Democracia (este es el verdadero chiste, para los que no lo habían cogido).

2015 puede ser un año bonito si nos ponemos a ello y colaboramos a que PODEMOS no haga su camino sólo, porque el que va sólo es fácil que se despiste. Mejor que vayamos todos juntos, acompañando y olfateando las rutas. Mejor podemos que PODEMOS. Creo yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*